Para celebrar el 20º aniversario de la ubicación de Nissan Design Europe (NDE) en Londres, Makoto Uchida, presidente y consejero delegado de Nissan, ha visitado NDE para desvelar un nuevo prototipo eléctrico urbano y deportivo llamado Nissan Concept 20-23.

La presentación del nuevo Concept 20-23 tuvo lugar en una barcaza flotante amarrada en las inmediaciones de NDE, en el tramo Paddington Basin del canal Grand Union, que es una parte clave del paisaje único que rodea NDE y que lo convierte en un lugar tan característico e inspirador.

Nissan Concept 20-23

El Nissan Concept 20-23 fue diseñado por un equipo que incluía a algunos de los miembros más jóvenes de NDE, a partir de la simple premisa de diseñar un coche —sin limitaciones— que les gustara conducir por las calles de la ciudad en la que trabajan.

El nombre Concept 20-23 refleja los 20 años de NDE en el corazón de Londres, así como el tradicional número 2 (ni) 3 (san) de la compañía y del año en curso. Además, continúa la larga tradición de Nissan de aportar un atractivo carácter lúdico al mundo de los utilitarios y los coches urbanos. Con la herencia de los denominados coches Pike de Nissan, como el Be-1, el Pao, el Figaro y el S-Cargo, el Concept 20-23 aporta un toque del siglo xxi a esta tradición de coches compactos.

Nissan Gamboa Concept

Alfonso Albaisa, vicepresidente sénior de Diseño Global de Nissan, ha hablado del Concept 20-23 en su presentación en Londres: «El joven equipo de NDE recibió un encargo muy sencillo: diseñar un coche eléctrico urbano divertido que te gustara conducir todos los días en Londres. El Concept 20-23 que han diseñado es un utilitario compacto muy influenciado por el mundo de las carreras. Me encanta la historia que cuenta sobre cómo se cruzan los mundos de la vida urbana moderna, los juegos en línea y la movilidad de emisiones cero».

La modernidad de este coche pequeño y juguetón refleja tanto el mundo de las carreras online como la participación de Nissan en la Fórmula E. El estilo básico de carrocería de turismo de tres puertas del Concept 20-23 cuenta con añadidos aerodinámicos extremos delante y detrás, con faldones profundos que dirigen el flujo de aire lejos de la parte delantera del coche, a través de aberturas para refrigerar los frenos y hacia fuera, a través de respiraderos justo detrás de las ruedas delanteras.

El morro del coche consiste en un plano desde el que sube en ángulo hasta la parte superior del capó, lo que confiere al frontal una superficie inesperadamente limpia. Aquí es donde se sitúan los faros delanteros, con su distintivo aspecto formado por un fino semicírculo superior e inferior, y realzado por un haz de luz nítido gracias a la tecnología led. El intermitente forma parte de la misma unidad led semicircular.

Estos elementos confieren al frontal del Concept 20-23 un aspecto amable, entre las complejas formas que rigen el flujo de aire.

Desde el lateral, la musculatura del coche se debe a los pasos de rueda ensanchados que cubren las grandes ruedas con neumáticos de perfil bajo. La parte superior de los pasos de rueda delanteros y traseros incorpora rejillas de ventilación para reducir la presión que puede generar resistencia al aire en el paso de rueda.

La curvatura de los pasos de rueda termina de forma abrupta a la altura de la puerta inferior, donde unas intersecciones angulares enmarcan la salida de aire por detrás de la rueda delantera. Y las mismas hendiduras angulares en los pasos de rueda traseros permiten que el flujo de aire refrigere los frenos traseros. Los faldones extendidos abrazan el lateral de la carrocería en la parte inferior del coche.

En la parte trasera, un gran alerón de una sola pieza emerge armoniosamente de la barra del techo, con placas que se curvan desde la vertical cercana al pilar C hasta el elemento horizontal angulado que genera la carga aerodinámica. La visibilidad trasera no se ve comprometida por el alerón, lo que evita un problema habitual en los deportivos con alerón trasero.

Al igual que el frontal, cada uno de los pilotos traseros consta de un fino led semicircular superior e inferior que contrasta con las formas cuadradas de la parte inferior, definida por formas ferozmente funcionales para gestionar el flujo de aire y maximizar la generación de carga aerodinámica a medida que el aire escapa por debajo del coche. La anchura total del coche se acentúa con una barra horizontal debajo de lo que parece una suave sonrisa que define el contorno del portón trasero.

El techo del coche integra una fina toma de aire, donde se une con la cabecera del parabrisas, para proporcionar ventilación a los ocupantes mientras disfrutan de las prestaciones del Concept 20-23.

La pintura gris exterior tiene un acabado texturizado que da la impresión de estar tallada en una sola pieza de metal, lo cual refleja el entorno arenoso para el que fue diseñada. El número 23 de la empresa figura en los tres cuartos traseros del vehículo.

Aunque el Concept 20-23 es solo un modelo exterior, el equipo de diseñadores de interiores ha creado un habitáculo que plasma el carácter extremadamente deportivo del exterior. En primer lugar, la entrada se realiza por dos puertas de tijera que se abisagran hacia arriba desde la base del pilar A.

Una barra de refuerzo atraviesa las aberturas de las puertas, que van cubiertas de espuma acolchada para proteger los codos y obligan al conductor y al acompañante a pasar por encima de ella para llegar a los asientos. Los dos profundos asientos de cubo ofrecen una sujeción firme, pero no a expensas de la comodidad. Están tapizados con un acabado casi blanco, con un gran reposacabezas que recuerda a los coches de carreras.

Una vez en posición, el conductor es recibido por una larga columna de dirección extendida que culmina en un volante deportivo rectangular adornado con múltiples controles y ajustes. Las levas para ajustar el rendimiento de la motorización eléctrica y otros interruptores están al alcance de la mano detrás del volante.

La columna de dirección se apoya en un soporte de fibra de carbono atornillado a la base de la gran abertura que conforma la consola central.

Entre los dos ocupantes hay dos barras metálicas que sujetan la consola central atornilladas a la «columna vertebral» del coche que asoma por el suelo. Debajo de las dos barras de refuerzo va montado un extintor.

El interior es una interpretación futurista de la funcionalidad básica de los auténticos coches de carreras, con solo un par de pantallas que muestran información vital con las mínimas distracciones, un reflejo de cómo los coches de Nissan que participan en la Fórmula E inspiran los simuladores de carreras en línea.

Para resumir el Concept 20-23, Alfonso Albaisa ha comentado: «Es una celebración digna de los 20 años de NDE, donde las ideas atrevidas han tomado forma y han cobrado vida».